Jueves 10 de Marzo de 2016

Jueves 10 de Marzo de 2016 09:03 am

Volaris, suplicio para viajeros

 


Ahora que se acerca la temporada vacacional de Semana Santa, hay que tomar sus precauciones sobre todo si se pretende hacer uso de la aerolínea Volaris, que dirige Enrique Beltranena, la cual se ha convertido en un verdadero suplicio para los viajeros.


 


Con el pretexto de ser una línea aérea de bajo, cobran todo, hasta los servicios de atención personalizada para la impresión los pases de abordar (90 pesos, en promedio), cuando ese debería ser un servicio inherente del propio vuelo.


 


Pero el asunto va más allá, porque en cada vuelo siempre se queda varada cuando menos una decena de pasajeros, por ejemplo, porque la aerolínea los cierra antes de término aun cuando los pasajeros llegan a tiempo para abordar. Eso nos acaba de ocurrir en un vuelo de Guadalajara a la Ciudad de México.


 


Las empleadas del mostrador simplemente atinan a nada y no dan explicaciones, pero el trasfondo es cobrar la diferencia por el cambio de vuelo. Esas son las aerolíneas de bajo costo, a cobrar por todo, hasta por la elección del asiento y el agua que se llegue a consumir dentro de la aeronave.






Déjanos tu comentario