Jueves 7 de Enero de 2016

Jueves 7 de Enero de 2016 09:43 am

Política, economía y negocios

POLÍTICA.- Las investigaciones por el asesinato de la alcaldesa mexicana Gisela Mota llevaron al hallazgo de una fosa clandestina con cinco cuerpos, informaron el martes las autoridades estatales. El entierro clandestino se encontró en la comunidad de Alpuyeca, siguiendo las pesquisas del asesinato de la alcaldesa, quien fue ultimada el sábado, un día después de haber tomado posesión de su cargo como presidenta municipal de Temixco, una localidad a 100 km de la capital mexicana.


ECONOMÍA.- Dólar rompe el techo de los 18 pesos en ventanilla. El peso se mantiene bajo presión de baja y por segundo día consecutivo cae a un mínimo histórico. Los catalizadores del movimiento vuelven a ser China y el petróleo. El dólar interbancario toca un máximo al inicio de la sesión en 17.7187 unidades a la venta, una caída de 0.86 por ciento, para intentar después recuperar un poco de terreno al ubicarse en 17.66 unidades a las 9:00 horas locales, de acuerdo a información de Bloomberg. En tanto que el dólar en ventanilla rompió el techo de los 18 pesos en casas de cambio del aeropuerto de la Ciudad de México, y se vende en hasta en un máximo de 18.10 unidades.


NEGOCIOS.- En septiembre del año pasado, Arca Continental, bajo el liderazgo de Manuel Barragán Morales, se convirtió en uno de los embotelladores más importantes en el sistema global de Coca-Cola, con ventas de 5,400 millones de dólares y operaciones en México, Argentina, Perú y Ecuador. Esto ocurrió luego de la integración de Lindley, el único embotellador de Coca-Cola en el Perú. Como parte de la transacción, Arca adquirió de la Familia Lindley el 53.16% de acciones comunes con derecho a voto y acordó adquirir el 2.03% de las acciones de inversión por 760 millones de dólares. Al mismo tiempo, los Lindley adquirieron por 400 millones de dólares acciones de Arca Continental. También, como ocurre en este tipo de operaciones, se acordó el pago de 150 millones de dólares, por un acuerdo de no competencia con los accionistas peruanos, una práctica común en este tipo de negociaciones. Las acciones que le compraron a la familia Lindley, son acciones con derecho a voto que no cotizan en la Bolsa de Valores de Lima, por lo que esa transacción fue una operación privada. Por ello varios trabajadores que ostentan esas acciones no tienen ningún derecho, más que el pago de un dividendo a manera de prestación laboral.


 


 






Déjanos tu comentario