Miércoles 20 de Febrero de 2019

Miércoles 20 de Febrero de 2019 09:35 am

Peso mexicano inicia 2019 apreciándose, pero...

A pesar de un entorno volátil, complicado y de mayor aversión al riesgo, la moneda mexicana ha tenido un inicio de año positivo, apreciándose respecto a su valor de cierre y por momentos ubicándose en su mejor nivel desde octubre pasado (alrededor de $19.30 por dólar spot).


 


El peso todavía trae la inercia de los días previos del año pasado, en el que se vio favorecido por la presentación del Gobierno Federal de un Paquete Económico para el 2019 creíble y que no pone en riesgo la estabilidad económica y financiera del país, el acuerdo de recompra con los tenedores de bonos del aeropuerto de Texcoco y al exterior el cambio en el tono del mensaje de la Reserva Federal de EUA en el sentido de que podría llevar a cabo menores alzas de tasas de interés en los próximos meses a lo anticipado.


 


Además, le favorece en estos primeros días del año el anuncio de que EUA y China reanudarán los encuentros bilaterales para buscar encontrar una solución a su conflictocomercial y los recientes comentarios del presidente de la FED al asegurar que serán sensibles a los riesgos bajistas y flexibles a la confirmación de cambio en el desempeño económico de EUA. Powell agregó que el banco central no está en una senda predeterminada de alzas de las tasas de interés, dejando entrever que podría hacer una pausa en su proceso de alzas (incluso en lo referente a la reducción del balance de activos).


 


Esta inercia todavía le puede ayudar a que la apreciación se mantenga en el corto plazo y que por momentos la moneda intente acercarse hacia los $19.0 spot en los próximos días o semanas. Sin embargo, existen múltiples elementos que podrían cambiar este sentimiento optimista.


 


2019 se perfila como un año complicado, ya que presenta varios frentes inciertos con riesgo abiertos y con una perspectiva menor de crecimiento económico mundial a la de los últimos años.Con ello, regresarán los episodios de volatilidad en los mercados financieros globales y locales que observamos en meses anteriores. Los temas no son muy distintos a los de 2018, ya que van desde la guerra comercial entre EUA-China y la probable intensificación de la retirada de liquidez de los principales bancos centrales en el mundo.


 






Déjanos tu comentario