Sábado 21 de Julio de 2018

Sábado 21 de Julio de 2018 09:13 am

Amenaza Trump con cobrar arancel a todos los productos de China

LA JORNADA.- Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, siguió agitando el conflicto comercial al amenazar con imponer aranceles a todas las importaciones chinas por valor de 500 mil millones de dólares, y en varios tuits acusó a Pekín y a la Unión Europea de manipular sus divisas, lo que causó una depreciación del dólar y revuelo en los mercados financieros.


También profundizó sus críticas a la política de la Reserva Federal (Fed) de subir las tasas de interés, al afirmar que esas alzas despojan a la nación de su gran ventaja competitiva y que podrían afectar a la economía estadunidense.


En un puñado de tuits, Trump afirmó que China, la Unión Europea y otros han estado manipulando sus monedas y tasas de interés. En contrapartida, apuntó, el dólar se torna cada vez más fuerte y perjudica la ventaja competitiva de la mayor economía del mundo.


Este año el yuan retrocedió aproximadamente 10 por ciento con relación al dólar estadunidense, una tendencia que favorece las exportaciones del gigante asiático.


Trump incluyó en sus críticas a la Fed por su política de endurecimiento monetario que fortalece al dólar. Para contener el avance de la inflación, el banco central estadunidense ha subido siete veces desde 2015 las tasas de interés y considera al menos otros dos aumentos más este año. Esa práctica encarece el costo del dinero y puede impactar en el crecimiento pero, a la vez, evita el recalentamiento de la economía.


Los comentarios de Trump en Twitter fueron seguidos de una entrevista en la cadena CNBC en la que el mandatario expresó su deseo de imponer aranceles a todas las importaciones chinas.


Estoy listo para llegar a los 500, dijo Trump a la cadena CNBC, refiriéndose a la totalidad de los 505 mil millones de dólares de importaciones chinas a Estados Unidos en 2017. No estoy haciendo esto por política, estoy haciéndolo para hacer lo correcto por nuestro país dijo. Hemos sido estafados por China por mucho tiempo, agregó.


Después de la adopción de aranceles al acero y el aluminio, que afectan directamente a China, Washington adoptó tarifas suplementarias por 34 mil millones a maquinaria, mientras revisa un paquete extra por 16 mil millones. Al mismo tiempo, el Departamento de Comercio ya admitió que están avanzados los estudios para definir una lista de productos chinos que podrían ser tarifados y que alcanzaría los 200 mil millones de dólares.


Para Washington se tornó fundamental reducir el descomunal déficit comercial con China, que en 2017 alcanzó la cifra de 375 mil millones de dólares.


Pekín denunció que se trata de los primeros pasos de la mayor guerra comercial en la historia de la economía, y dejó claro que aplicará medidas de represalia a cada arancel estadunidense.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó esta semana que una guerra comercial entre las dos mayores economías del planeta retrasaría al crecimiento mundial.


La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que apuesta por poner fin al conflicto comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE), pero destacó que ya no se puede confiar en Washington como garante del orden mundial.


El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, viajará la próxima semana a Washington para buscar una negociación, necesidad surgida a raíz de las disputas comerciales, luego que Trump decidió imponer aranceles al acero y aluminio, a lo que tanto el bloque europeo como otros socios respondieron con gravámenes sobre mercancías estadunidenses.


Trump ha amenazado también con aumentar 20 por ciento el gravamen sobre todas las importaciones de autos. Previamente, se había hablado hasta de 25 por ciento de aumento.


En la reunión de Trump con Juncker, también participará la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström. Según fuentes del bloque, entre otras cosas le propondrán al mandatario estadunidense negociaciones sobre un acuerdo para la liberalización del comercio de autos. Hasta ahora, la Unión Europea impone aranceles aún más altos que Estados Unidos a la importación de automóviles.


Bruselas se mostró dispuesta al diálogo. Hay que tratar de evitar el conflicto cumpliendo con todas las reglas internacionales, dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.


 






Déjanos tu comentario