Martes 23 de Enero de 2018

Martes 23 de Enero de 2018 09:48 am

TLCAN: ronda crucial | ÍNDIGO STAFF

Hoy inicia formalmente en Canadá la sexta ronda de la renegociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el riesgo de que el presidente Donald Trump dé un manotazo en la mesa y anuncie en los próximos días la salida de Estados Unidos está latente.


 En esta penúltima ronda de negociaciones, que será crucial en el futuro del acuerdo comercial más grande del mundo, se espera que México y Canadá contesten si aceptan o no los requerimientos que ha hecho la delegación estadounidense.


 Por lo pronto, ayer, representantes de México y Canadá se reunieron para afinar una propuesta que pueda mantener en la mesa de negociación a Estados Unidos, que hoy vive su propia crisis con la parálisis del gobierno por la falta de un acuerdo presupuestal en el Congreso.


En esta penúltima reunión se espera que México y Canadá contesten si aceptan o no los requerimientos que ha hecho la delegación estadounidense


 El preámbulo de esta sexta ronda estuvo marcada por declaraciones estridentes de Donald Trump, con las que prácticamente sepultó el TLCAN y condicionó el seguir en este acuerdo a que México acepte pagar el muro fronterizo.


¿Qué se discutirá en el sexto round?


El sexto y penúltimo round para modernizar el TLCAN se amplió a 9 días de reuniones, lo cual supone una mejor disposición de las partes para lograr acuerdos relevantes.


Sobre el particular, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo y la canciller de Canadá, Chrystia Freeland, han rechazado poner sobre la mesa las demandas de su socio comercial para establecer niveles mínimos de contenido estadounidense para la industria automotriz. Además, indicaron que no pretenden ceder en el tema de la cláusula que anularía el pacto si no se renegocia cada cinco años.


Los negociadores mexicanos han destacado que se pueden cerrar 10 de 30 capítulos que continúan abiertos. Por otra parte, han referido que es posible alcanzar logros en los asuntos controversiales. Sin embargo, la agenda no se conoce de manera oficial.


Algunos de los temas que se pueden cerrar en la sexta ronda son mejora regulatoria, anticorrupción, comercio digital, medidas sanitarias y fitosanitarias y telecomunicaciones.


Uno de los casos más polémicos se refiere a la petición de la administración de Trump de acabar con el Capítulo 19 para resolver controversias comerciales.


Los negociadores mexicanos destacan que se pueden cerrar 10 de 30 capítulos y han referido que es posible lograr consensos en algunos temas críticos


Canadá ha sido el socio que más ha defendido ese asunto frente a los Estados Unidos, con quien ha protagonizado recientes disputas arancelarias en el comercio de madera y papel.


Al respecto, Moisés Kalach, Coordinador General del Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, indicó que espera que al cerrar los asuntos menos controvertidos continúe la plática y análisis de aquellos con más dificultades.


“El proceso de negociación técnica ha ido lento, pero en las dos últimas rondas logramos avances significativos en los temas menos controversiales, pero que también son necesarios”, agregó.


Según Kalach, son seis temas por cerrar, y es cuestión de que los ministros se sienten a concluirlos, tomando en cuenta que habrá una reunión ministerial en este sexto round.


Un análisis de JP Morgan indicó que los avances y cierres que se esperan para esta semana en la negociación del acuerdo se han percibido de manera positiva en los mercados.


“Todavía hay espacio para que las cosas salgan mal y el riesgo general seguirá siendo elevado”, se puede leer en el documento.


 El escenario ideal de México es que las negociaciones terminen antes del primer trimestre para que no coincida con la jornada electoral en México.


Moisés Kalach dijo que después de cerrar los capítulos menos controvertidos seguirá el análisis de los que presentan más dificultades


De gira en Toronto, Canadá, Ildefonso Guajardo se reunió con la ministra de Asuntos Exteriores de ese país, con el objetivo de ultimar detalles de la sexta ronda de negociaciones para la modernización del tratado, de acuerdo a un comunicado de la dependencia mexicana.


En el encuentro, los funcionarios de ambos países coincidieron en que la sexta ronda será crítica para el proceso de negociación y en ella deberán tomarse decisiones respecto de algunos de los temas más complejos que están en discusión.


Guajardo también se reunió con Kathleen Wynne, primera ministra de Ontario, en el que se detalló la importancia del pacto comercial, en la relación entre México y esa provincia, así como la conveniencia de actualizar el tratado para fortalecer la integración económica. 


Incertidumbre total


Para bien o para mal, el proceso de renegociación del TLCAN no ha encontrado un equilibrio. La postura de la administración de Donald Trump no es clara. Un día el presidente dice que es conveniente esperar hasta después de las elecciones presidenciales de México para avanzar en la negociación. Al día siguiente, envía un tweet expresando que el TLCAN “es un mal chiste” y que Estados Unidos estaría en una mejor posición si notifica su salida del acuerdo.


La falta de claridad en la postura de la administración de Trump ha provocado que los analistas sean la única referencia que se tiene de la supervivencia del TLCAN


 La incertidumbre es total. Las señales encontradas son la única constante. Por ejemplo, la semana pasada Reuters publicó una encuesta realizada a economistas del sector privado en la que 41 de los 45 entrevistados contestaron que el TLCAN sobrevivirá al proceso de negociación. Parecería que esto es un reflejo unánime de la percepción del mercado.


Sin embargo, entre los asesores comerciales del gobierno de Canadá existe otra sensación. Rona Ambrose, exministra de Comercio canadiense y miembro de un comité que ofrece consejo a Chrystia Freeland, dijo en una entrevista televisiva: “Todavía hay una dosis de optimismo, pero el consenso es que no estamos en un ambiente de si (Donald Trump) va a desconectar los cables, sino de cuándo lo va a hacer”.


 El tipo de cambio peso-dólar, que es probablemente la variable financiera que mejor refleja el sentimiento del mercado respecto a las perspectivas de supervivencia del TLCAN, también ha mostrado un comportamiento errático y volátil.


5.65% Se ha apreciado el peso frente al dólar en el último mes


En el último mes,  el peso se ha apreciado 5.65 por ciento frente al dólar. El consenso de analistas refiere que esto es una respuesta a la idea de que México podría empezar a ceder en temas clave de la renegociación como el ajuste a las reglas de origen. También se argumenta que  es una reacción al creciente cabildeo que ha ejercido la iniciativa privada para presionar a la administración de Trump a permanecer dentro del TLCAN.


18.53 Pesos por dólar es el tipo de cambio actual


No obstante, esto no es una garantía de que el tipo de cambio seguirá una dinámica de apreciación. La historia reciente pone en evidencia que el comportamiento del peso se ha adaptado al clima coyuntural que rodea al proceso de negociación. Si bien, el mercado ha ignorado los tweets recientes del presidente Donald Trump en relación al TLCAN, el tipo de cambio se ha ajustado en magnitudes significativas en un periodo relativamente corto: a finales de noviembre la cotización era de 18.53 pesos por dólar; un mes después, se ubicaba en 19.87 pesos por dólar; y actualmente se encuentra nuevamente en un nivel cercano a los 18.53 pesos por dólar.


Los jefes viajan a Davos


Existen dos niveles de discusión en torno al TLCAN: el de la discusión técnica y el de la discusión política.


El cabildeo y el acercamiento entre los miembros de los más altos niveles de la autoridad de política económica de los tres países no sólo es deseable, sino necesario. Sin embargo, en ocasiones, puede obstaculizar el progreso técnico de la negociación.


 Los jefes del equipo de negociación de México, Canadá y Estados Unidos desistieron de asistir a la quinta ronda de negociación que se llevó a cabo a mediados de noviembre.


Los tres oficiales de los equipos de negociación del TLCAN planean reunirse el 28 de enero en Montreal para emitir una declaración trilateral conjunta


Pero esto no quiere decir que el canal de negociación Guajardo-Freeland-Lighthizer está roto. Todo lo contrario. Hace dos semanas, el secretario de Economía viajó a Washington para reunirse con el representante comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés). Asimismo, ayer, Guajardo se reunió con la ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.


Los tres jefes de los equipos de negociación de los países miembro del TLCAN tienen paneado reunirse el 28 de enero en Montreal, en el último día de la sexta ronda de discusión del tratado.  Se emitirá una declaración trilateral conjunta.


Además, Guajardo, Freeland y Lighthizer asistirán al Foro Económico Mundial que inicia hoy en Davos, Suiza. De acuerdo a un vocero del gobierno canadiense, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá tiene planeado discutir este tema en el evento que reúne a la élite empresarial y gubernamental de todo el mundo.


Chrystia Freeland pretende usar el Foro Económico Mundial para acercarse al representante comercial de EU, Robert Lighthizer


Freeland, cuyo activismo mediático se ha vuelto evidente en los últimos días, pretende utilizar un canal informal para aproximarse a Lighthizer, de acuerdo a personas familiarizadas con la situación que fueron citadas por la prensa canadiense. En la última semana, Freeland ha advertido respecto a que la invocación del Artículo de 2205, que notifica el deseo de un país de retirarse del TLCAN, es un paso previo a la derogación del acuerdo.


‘México crecerá’


La edición más reciente del Reporte de Perspectivas Económicas Globales del Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó al alza el pronóstico de crecimiento de México para 2018 desde un 1.9 por ciento a un 2.3 por ciento.


La modificación sugiere que el TLCAN se renegociará exitosamente y que el status quo en materia comercial y de inversión le permitirá al sector exportador mexicano explotar la buena salud de la economía estadounidense.


El FMI, no obstante, emite una advertencia: “Un incremento de las barreras comerciales y los realineamientos regulatorios, en el contexto de esas negociaciones (…) pesaría sobre la inversión global y reduciría la eficiencia de la producción, ejerciendo una carga sobre el crecimiento potencial”.


El FMI señaló que si el tratado sobrevive el crecimiento económico de México mejorará ya que su sector exportador se verá muy beneficiado


El cambio en la expectativa de expansión del producto interno bruto representa una inyección de optimismo para una economía sujeta a un cuadro de pesimismo derivado de la incertidumbre que rodea al futuro del TLCAN, la pérdida de competitividad fiscal a raíz de la aprobación de la reforma fiscal en Estados Unidos y del efecto potencial que pueda tener el proceso electoral mexicano en el perfil de riesgo del país.


Parálisis en Estados Unidos: otro factor de tensión política


El desacuerdo en el Congreso de Estados Unidos para aprobar un nuevo presupuesto representa un nuevo factor de tensión política que pudiera incidir en el proceso de negociación del TLCAN.


 La votación en el Senado para la extensión del gasto fue suspendida luego que los legisladores demócratas condicionaron su voto a la aprobación de una solución legislativa para los dreamers, tras la cancelación del programa DACA por el presidente Trump en septiembre de 2017.  


Además, Donald Trump se ha enfrentado con los legisladores porque no logra un presupuesto para construir el muro con México y por eso busca que sea financiado por nuestro país, a través del TLCAN.


Sin embargo, los líderes del Senado finalmente lograron terminar con la suspensión temporal de operaciones del gobierno de ese país, luego que actores relevantes de la mayoría republicana y minoría demócrata en el órgano legislativo acordaron ejercer una extensión en el proyecto de ley de gastos temporales hasta el 8 de febrero.


“Lo que sigue luciendo complejo es que uno de los temas más delicados, el relacionado con la inmigración, sigue sin resolverse. Lo más que se acordó es abrir el debate sobre el DACA”, aseguró un reporte de Banorte.


El acuerdo ocurrió debido a que el senador Mitch McConnell prometió que el Congreso discutirá y votará un proyecto de ley para restaurar la protección contra la deportación de los dreamers, una de las principales demandas de los demócratas.


Antes de restaurar al 100 por ciento las operaciones del gobierno estadounidense, la Cámara de Representantes tendrá que aprobar la medida, lo cual se anticipa que sea sólo un proceso protocolario, explicó un reporte de Banco Base.


Debido a la alta correlación entre las economías de México y Estados Unidos, la prolongación del cese de operaciones parcial podría impactar de manera negativa a la economía mexicana, añadió.


Por otro lado, el mercado financiero sigue sin ser afectado por los eventos en el Congreso, con el indicador S&P 500 por arriba de los 2 mil 800 puntos.


 


 






Déjanos tu comentario