Martes 16 de Enero de 2018

Martes 16 de Enero de 2018 08:16 am

Tienen los salarios contractuales el peor retroceso en dos décadas

LA JORNADA.- Los salarios contractuales en 2017 tuvieron la mayor caída en términos reales, descontanto el efecto de la inflación, en 20 años, de acuerdo con estadísticas del gobierno federal. En términos nominales, los salarios contractuales subieron 4.4 por ciento el año pasado, pero la tasa de inflación en el mismo periodo fue de 6.7 por ciento. De tal forma, al descontar el índice de la inflación, los salarios contractuales registraron una contracción de 2.3 por ciento en términos reales.


En 1997, los salarios tuvieron una reducción de 2.1 por ciento, también en términos reales, según los datos históricos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).


La inflación al cierre de 2017 fue la más alta en 17 años.


Los salarios contractuales en los últimos tres años del gobierno de Felipe Calderón aumentaron, en términos reales, 0.2 por ciento en 2010, 0.9 en 2011 y 0.3 por ciento en 2012.


Con el regreso del PRI al gobierno, los salarios se incrementaron 0.5 por ciento en 2013; 0.1 en 2014; 1.4 en 2015, y 1.3 por ciento en 2016. Todas las cifras se refieren a tasas reales, es decir, descontando el índice de inflación respectivo para cada año.


Un análisis de Banorte-Ixe Casa de Bolsa indicó que al cierre de 2017 el promedio de las negociaciones salariales contractuales alcanzó el nivel de 4.4 por ciento en términos nominales. Al descontar la inflación, los salarios tuvieron una contracción de 2.3 por ciento.


El incremento nominal de 4.4 por ciento fue la tasa anual más alta desde 2012 y solamente en diciembre pasado el aumento fue de 5.2 por ciento, el mayor incremento nominal para un mes similar desde 2009.


El fuerte incremento en las negociaciones durante diciembre se debió a que 34 mil 361 empleados del sector privado negociaron un incremento promedio de 5.2 por ciento. Adicionalmente, se observó un aumento de 6.4 por ciento a 2 mil 80 trabajadores del sector público, dijo Francisco Flores, economista de la entidad financiera.


Consideramos que el impacto del incremento del salario mínimo, que entró en vigor el primero de diciembre de 2017, así como los altos niveles de inflación continuarán presionando al alza las negociaciones salariales en la primera mitad de este año, agregó el analista de Banorte-Ixe.


El reporte destacó el incremento de 5.3 por ciento en los salarios contractuales en el sector industrial, en términos nominales, durante diciembre, y de 5.1 por ciento en los servicios.


En las actividades de transporte, almacenamiento y comunicaciones, los salarios alcanzaron incrementos promedio de 5.7 por ciento, resaltó Miguel Calvo, analista regional y sectorial de Banorte-Ixe.


Durante diciembre, las negociaciones de salario en nueve de las 32 entidades federativas resultaron con incrementos mayores o iguales al obtenido por el promedio ponderado por trabajador a escala nacional, de 5.2 por ciento, aseguró Calvo.


En Michoacán se observó el mayor número de trabajadores con revisión salarial en diciembre, mientras el incremento al salario para los trabajadores del estado de Chiapas se ubicó en 7.8 por ciento en términos nominales en el último mes de 2017.


Este porcentaje se dio sólo en cinco negociaciones con beneficio para 283 trabajadores, aseguraron los analistas.






Déjanos tu comentario